Schoenstatt para la Iglesia

Entradas etiquetadas como ‘adviento’

Camino a Belén buscando la misericordia

padilla_bearb

 

Charla retiro Adviento 201 por el P. Carlos Padilla

ADVIENTO ES TIEMPO DEL ESPÍRITU

IMG_5849Adviento es tiempo de la maternidad de María por obra del Espíritu Santo. Tiempo de gestación expectante en el alma ante el próximo nacimiento del Verbo encarnado. Al compás del amor, brotan en el corazón deseos callados de contemplar asombrados el rostro niño de Dios. Deseos que nacen del Espíritu Santo. Aquel que ora y clama en nosotros pidiendo la venida de Cristo. ¡Ven Amado! ¡Ven Nacido!¡Ven Esperado! Y es la Virgen Madre quien acompaña en el seno del Adviento  el nacimiento del Verbo, como acompaña en el seno de Pentecostés el nacimiento de la Iglesia. Paralelismos sostenidos por el Espíritu Santo, Aquel por quien toda virginidad se hace fecunda y materna.

Prepara tu alma con aires de hogar para acoger en ella al Verbo que se hace carne de tu carne, embellécela con más silencio contemplativo, con oración más intensa, para que resuene en ella la voz de ese Espíritu que clama enamorado al Verbo. Empapa tu Adviento de mucho Espíritu Santo. Pídele que se haga presente en tu vida, en tu actividad, en tu trabajo, en tu familia, en tus afanes y preocupaciones en todos los momentos y circunstancias de tu día a día. Invócalo sobre las personas que te rodean o están lejos, en las situaciones difíciles, en los momentos duros. Pídele que cubra con su gracia tu persona  tu vida, la Iglesia toda, el mundo entero, como cubrió y fecundó el seno virginal de María, para que en todo y en todos crezca ese cuerpo niño del Verbo que es la Iglesia. Adviento es el tiempo que el Espíritu guía y conduce hacia el Verbo de Belén. Allí contemplas a la Virgen, siempre Madre, que se anonada de humildad adorando esa carne de Dios. Ponte quieto junto a ella y calla, no quieras romper ese silencio contenido que, en las frías noches de Belén, envuelve con ecos de Espíritu esta Palabra del Padre.

Domingo de la Alegría – Homilía del P. Borja

Hoy 14 de diciembre de 2014 la Iglesia celebra el Tercer domingo de Adviento, domingo Gaudete o domingo de la alegría.

Adjuntamos la grabación de la homilia del P. Borja en la celebración de la Eucaristía de 12,00 horas en la Iglesia del Centro de Peregrinos del Santuario de Pozuelo.

Charla de Adviento por el P. Carlos Padilla

Enlace para escuchar la charla de Adviento del P. Carlos Padilla

Primer Domingo de Adviento

Primer domingo de AdvientoEn la Misa de 12:00 en el Centro de Peregrinos del Santuario de Pozuelo de este Primer domingo de Adviento, el P. Borja en su homilía nos invita a estar atentos y vigilantes en este tiempo que ahora se inicia y que da comienzo  aun nuevo Año Litúrgico.  Es un tiempo, nos ha dicho, que nos lleva a discernir en lo cotidiano por donde viene lo divino y con ello optar. Para estar atentos es importante que nuestra cabeza y nuestro corazón no estén ocupados primordialmente de las cosas mundanas. Dios pasará junto a nosotros y si andamos distraídos no nos vamos a enterar.
San Pablo en la segunda lectura de hoy nos da criterio para estar atentos. Vestirse de Cristo, ponerse en la piel del otro, hacerse sencillo, humilde y niño. Esta es la primera actitud que debemos tener en Adviento.

La Coral de Pozuelo Ars Musicae, acompaño con sus voces la celebración eucarística de este primer domingo de Adviento.

Cuarto domingo de Adviento

Este último domingo de Adviento nos invita a tener una actitud de Paz.

navidadMaría portadora de la nueva Alianza a través de Jesús, visita a su prima Isabel que lo celebra. Juan salta de alegría en su vientre.

Ars Musicae

 

Hoy hemos contando con la actuación de la Coral Ars Musicae que ha amenizado con sus cantos la Misa de 12,00.

Tercer domingo de Adviento

Portal de Belén

¿Entonces, qué hacemos?

Domingo de la alegría

Esta es la pregunta fundamental del tiempo del Adviento. Juan nos da la respuesta a través del amor al prójimo, prójimo en el que está Dios.

En el texto del Evangelio estamos todos representados según nuestra condición. Los que tienen deben dar, la túnica, la comida,… Los que son poderosos que sean justos y no exploten a los débiles, los fuertes que no se aprovechen de los débiles.

Juan prepara la llegada de Jesucristo que nos traerá un mensaje aún más radical.

En este Adviento, en esto Domingo de la Alegría, tenemos que empezar por amar a nuestro prójimo más cercano y con ello ir preparando nuestro corazón para que nazca Dios en el.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: