Schoenstatt para la Iglesia

Hay que aprender a invocar el Espíritu Santo.
Hay que rezar juntos.
A %d blogueros les gusta esto: