Schoenstatt para la Iglesia

El despojamiento nos hace pobres de espíritu y nos acerca mas a Dios. Nuestros sistemas de seguridad desaparecen y aparece Dios como tu sistema de seguridad. Dios limpia su templo, Dios limpia lo que es suyo y el templo está en nosotros mismos.

 

 

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: