Schoenstatt para la Iglesia

Abramos nuestros corazones y dejémonos amar. Esto es lo que nos pide al Señor.

Pidamos a la Santísima Virgen María, que nos haga instrumentos de la Buena Nueva.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: