Schoenstatt para la Iglesia

Que nuestra actitud interior sea de agradecimiento.

 

A %d blogueros les gusta esto: