Schoenstatt para la Iglesia

Te propongo que hoy hagas un momento de silencio. Ve al desierto, en soledad, junto al pozo de Jesús, junto a tu propio pozo. Con lo que eres, con tu historia, con tu presente. Junto al pozo te espera Jesús. En intimidad. Te invito a quedarte con Él. Dile cómo te encuentras. Míralo. Escúchalo. ¿Cuál es la verdad que Jesús mira en ti? ¿Cuál es tu sed?

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: