Schoenstatt para la Iglesia

adviento2“Una voz grita en el desierto”

El desierto es el lugar por excelencia de la escucha. Hagamos silencio en nuestra vida, apaguemos algunas cosas y preparemos nuestro corazón para que Dios nazca de nuevo en él.

El desierto es también el lugar ideal para recomenzar. En el desierto Dios cambia nuestro corazón y lo abre a lo nuevo que nos va a dar, a algo mejor.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: