Schoenstatt para la Iglesia

eucaristiapanyvino

 

Hay que transformar el pan eucarístico en pan para los demás.

No contamos sólo con nuestras fuerzas, tenemos que poner nuestros panes y nuestros peces a los pies de Jesús para que los bendiga y multiplique.

 

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: