Schoenstatt para la Iglesia

hqdefault¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?

Cuando estamos en la pobreza absoluta, es cuando podemos experimentar la misericordia de Dios.

 

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: