Schoenstatt para la Iglesia

En un ambiente familiar y muy agradable, ayer 24 de mayo, festividad de Pentecostés, tuvo lugar la primera paella de la temporada tal y como queda constancia en las fotografías adjuntas donde también quedó grabado el “halo solar” que brilló en el cielo de Madrid a causa de las condiciones meteorológicas ocasionadas por unos microcristales de hielo que reflejaban la luz del sol.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: