Schoenstatt para la Iglesia

Espíritu Santo,

Dueño de este Cenáculo,

junto a MaríaIMGP7785

aquí de nuevo y cada día

imploramos tu presencia pentecostal.

Miro la luz y el fuego

que rodean tu símbolo

y vuelvo a anhelar el cambio:IMGP7809

quemar el hombre viejo

que pesa en infidelidades y caídas.

Sólo tú

puedes volvernos niños ante Dios.

Miro esa Paloma simple, femenina

y recuerdo

que Dios es también Madre

manantial de ternura

y con un hambre infinita

de acogernos,

Espíritu Santo.

Espíritu de Cristo Glorioso y ResucitadoIMGP7805

Fruto y Promesa

de la Pascua nueva y eterna,

te adoro en este santuario

consagrado al misterio de Pentecostés,

y te adoro con mi alma, cuando en gracia,

me recorres como fuego y me incendias.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: