Schoenstatt para la Iglesia

Homilía del P. Borja

Pidamos al Señor, a través de la lectura de la Palabra de Dios, que nos ayude a identificar dónde están nuestras heridas y poder perdonar, ello nos permitirá la purificación y sanación de nuestro corazón y con ello perder los miedos y recuperar nuestra alegría.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: