Schoenstatt para la Iglesia

El pasado día 18 de agosto la Mater nos hizo el sorprendente regalo de disfrutar de la Misa de Alianza.

Para todos los que tuvimos la oportunidad de asistir fue un regalo inesperado. Fuimos muchos los que pudimos participar, muestra de que en agosto también hay un anhelo de poder compartir la liturgia en el Santuario. Y qué mejor que una misa de Alianza a dos meses del Centenario.

Debemos agradecer expresamente la disponibilidad y el cariño del P. Juan, que se puso a nuestra disposición con entusiasmo y que recibió el agradecimiento de todos.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: