Schoenstatt para la Iglesia

Hay que destacar en esta ocasión que empezamos el año manteniendo los niveles de recaudación del último trimestre de 2013, situación muy diferente del mismo mes del año anterior cuando el déficit fue muy acusado. Esto se debe en parte al ajuste de costes y fundamentalmente a la generosidad de toda la Familia que ha respondido maravillosamente a las diversas iniciativas que se han celebrado el año pasado.

Sin duda también ayuda que ya hemos terminado de pagar el pozo y que los recursos que se destinaban a ese fin colaboran ahora a sufragar los costes generales.

Estos datos no nos pueden llevar al conformismo y la relajación. En este año de Jubileo hay que preparar al Santuario para los próximos 100 años y tenemos retos que alcanzar.

Más información

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: