Schoenstatt para la Iglesia

Foto 19-03-13 15 35 12“¡Que se eleve fuerte en toda la tierra el grito de la paz!”. Lo ha repetido el Papa Francisco a los muchísimos fieles que han colmado la plaza de San Pedro el miércoles 4 de septiembre, por la mañana, en la primera audiencia general tras la pausa del período de verano. Al término del encuentro, el Pontífice renovó la invitación a “vivir intensamente” la jornada especial de oración y ayuno convocada para el sábado 7 de septiembre, exhortando en particular a los romanos y a los peregrinos a unirse a él en la vigilia programada de las 19 a las 23 horas en la plaza. Una invitación —extendida también “a los demás hermanos cristianos, a los hermanos de las demás religiones y a los hombres y mujeres de buena voluntad que quieran unirse, en los lugares y en los modos que les sean propios, a este momento”—  que está suscitando aprobación y adhesiones siempre crecientes entre creyentes y no creyentes en todo el mundo.

En el Santuario de Pozuelo habrá Adoración el sábado día 7 desde las 10:00 hasta las 19:00 horas por turnos. Para apuntaros a los turnos tenéis que llamar al teléfono 917090063

¡La humanidad tiene necesidad de ver gestos de paz y de escuchar palabras de esperanza y de paz! Pido a todas las Iglesias particulares que, además de vivir este día de ayuno, organicen algún acto litúrgico según esta intención.

A María le pedimos que nos ayude a responder a la violencia, al conflicto y a la guerra, con la fuerza del diálogo, de la reconciliación y del amor.

Ella es Madre: que Ella nos ayude a encontrar la paz. Todos nosotros somos sus hijos. Ayúdanos, María, a superar también este momento difícil y a empeñarnos a construir cada día y en todo ambiente una auténtica cultura del encuentro y de la paz.

María, Reina de la paz, ¡Ruega por nosotros!

Oración: “Dios de misericordia, escucha el clamor del pueblo sirio, conforta a los que sufren a causa de la violencia, consuela a los que lloran a sus difuntos, convierte los corazones de los que han tomado las armas, protege a los que se han comprometido con la paz. Dios de la esperanza, inspira a los líderes para que escojan la paz en lugar de la violencia y busquen la reconciliación con sus enemigos”.

clip_image004

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: