Schoenstatt para la Iglesia

ARCANGEL SAN MIGUEL

Fotografía

Ahí veo un ángel, es SAN MIGUEL: está pisando una serpiente que representa al demonio y con su lanza le atravesará la cabeza. Madre, yo creo que el demonio existe. Lo he experimentado cuando veo tantas desuniones que humanamente no se explican, o el odio, la mentira, la profanación del cuerpo, la hipocresía…

También lo he experimentado en mí mismo como una fuerza que me empuja al mal, que me debilita la voluntad y hago lo que no quiero hacer. Madre, yo creo que tú luchas contra el demonio y que puedes vencerlo y por eso quien se acoge bajo tu manto está protegido ante su acción destructora. ¡Ayúdame a vencer el pecado y a resistir a la tentación! ¡Vence en mí cuando experimente esa tendencia a no actuar bien! ¡Vence sobre mi egoísmo y mi ceguera!

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: