Schoenstatt para la Iglesia

SIMBOLO DEL PADRE ETERNO (OJO DEL PADRE)

También mirando hacia arriba veo otro símbolo, es un triángulo. Es el SIMBOLO DEL PADRE ETERNO. Aquí, en tu Santuario me encuentro con la Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Hoy nos cuesta ver a Dios como Padre, me cuesta verlo en medio de la vida cotidiana. Ni siquiera pensamos que Dios Padre tiene un plan de amor para nuestra vida y que nos conduce según ese plan. Creemos que todo depende de nosotros: la salud, el bienestar, nuestros hijos, nuestros padres, el trabajo seguro, el estudio, la concordia familiar, la justicia. Pero, por más que llene mi tiempo con actividades, música, entretenimientos, siempre tengo necesidad de un Padre que me sostenga, que me ayude a arriesgarme y por sobre todo, que conduzca mi vida según su plan de amor y misericordia.

Madre, regálame a mí y a muchas personas, un encuentro personal con el Dios Padre, para rezar de corazón la oración que nos enseñó Jesús: Padre nuestro…

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: