Schoenstatt para la Iglesia

Pozuelo,  27 de mayo de 2012

  P. Fernando Baeza 

Queridos hermanos:

Hoy día celebramos una fiesta, muy solemne  “la Venidadel Espíritu Santo”. Podemos experimentarlo de muchas maneras y ahora especialmente con el estupendo Coro Cantorei  que nos acompaña en la  Eucaristía, al cual le damos las gracias por estar con nosotros.

El Padre Kentenich decía en una homilía, que no hay ninguna comunidad o familia  que pueda  alcanzar la santidad sino recibe de forma destacada la acción del Espíritu Santo.

El Ideal de este Santuario es ser “Cenáculo del Padre”, un pequeño Cenáculo donde María quiere transformar nuestros corazones débiles en corazones fuertes, amables, de carne, que estén anhelantes por recibir el Espíritu de Dios que nos hace conocer la verdad; el  Espíritu que nos regala también sus Dones: alegría, amor, verdad, amabilidad, dominio de uno mismo.  Es algo que tenemos que implorar una y otra vez. Todos deseamos ser buenos, queremos acabar con tanto orgullo para que el amor de Dios penetre en nuestros corazones. Nos cuesta rezar, ser amables con los demás, muchas  veces hay  gran amargura  y recelos en nuestras vidas.

El Señor desea enviar a nuestros corazones ese Espíritu que nos da fuerza, que es capaz de transformarnos y que hace posible que podamos vivir con más verdad y fuerza. Si queremos ser un signo de Dios para los demás, tenemos que conquistar el Espíritu de Dios en nuestras vidas y pedirle que ablande toda dureza  de nuestros corazones.

Nuestro Fundador decía: “cada vez que entramos con fe en nuestro Santuario, ocurre un nuevo Pentecostés”. Por eso quería pediros que  fueseis al Santuario con un corazón de niños para experimentar  en él, la alegría profunda de sentiros amados, la paz del corazón que tanto nos cuesta  y que podamos regalar servicialidad, bondad, amor, paz y alegría.

Os invito a peregrinar al finalizarla Eucaristíaal Santuario y pedir a María que convierta nuestras vidas en un regalo de Pentecostés, que nos transforme y nos haga apóstoles de un mundo nuevo y de un Reino nuevo.

Así sea.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: