Schoenstatt para la Iglesia

El domingo 13 de mayo por la mañana recibimos la visita en el Santuario de los Rocieros que celebraban su Romería, de paso en procesión hacia el lugar donde celebrarían la Eucaristía.

Subieron en procesión el Sin Pecado al Santuario, tuvieron una oración a la Mater y rezaron el ángelus.

El campo quedó en silencio/ las gentes quietas estaban/ por que rezaban el Ángelus/ a eso de media mañana.

Unas manos se juntaron/ cuando el sol más alumbraba/ en aquel reloj de fuego/las doce sonaba/Y muchas palabras bellas/ hasta el cielo se elevaban/ porque eran las oraciones/ que el campesino rezaba.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: