Schoenstatt para la Iglesia

Este domingo en que tenemos un recuerdo entrañable para María en su advocación de Virgen de Fátima; el P. Juan celebro la Eucaristía de niños, fue preguntando a ellos que pedía María cuando se apareció a los pastores, y como una lección aprendida, los niños fueron respondiendo a sus preguntas , diría yo que con nota.

Les comentó como los Misterios del rosario nos sirven para conocer más la vida de Jesús y hacernos más amigos de Él.

Jesús en el Evangelio de hoy nos dice: “Ya no sois siervos, sois mis amigos….” Jesús nos dice que quiere ser nuestro amigo para siempre, preguntó a los niños cuantos amigos tenían y que era lo más propio de un amigo, los niños con su espontaneidad hicieron una lista larga de lo que ellos consideraban eras esas cualidades: Un amigo te quiere, juega contigo, te ayuda, comparte las cosas, te defiende, confía en ti…..

Todo esto lo cumple Jesús con cada uno de nosotros; comparte todo y lo hace hasta el extremo… comparte su propia vida, su cuerpo en la Eucaristía.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: