Schoenstatt para la Iglesia

Archivo para mayo, 2012

Pensamiento del 31 de mayo

EL   31   DE   MAYO

El 31 de Mayo de 1.949 nuestro Padre Fundador entrega a la familia de Schoenstatt una misión de alcance universal, que toma su nombre de esta fecha. Esta misión es la lucha por superar el pensar y vivir mecanicista o dicho de otro modo, la cruzada por el pensar, vivir y amar orgánicos. Toda la familia de Schoenstatt está llamada a responsabilizarse por esta misión.

Esta misión debe llevarnos a un cultivo esmerado de todas las vinculaciones tanto naturales como sobrenaturales.

El 31 de mayo es la santidad por la vida diaria.

Quien me ha visto amar a Dios descubriéndolo en la vida, quien ve mi felicidad dentro del matrimonio, nuestra entrega a los demás, quien me ha visto sacrificarme y rezar, quien me ha visto sufrir, quien me conoce en la intimidad, ése ya sabe en qué consiste la cruzada por el amar, pensar y vivir orgánico.

“El que me ha visto a mí ha visto a María, ha visto a Dios en mi vida y por lo tanto ha visto el 31 de Mayo, en esto consiste vivir vinculado armónicamente al mundo sobrenatural y al mundo que me rodea.

La misión del 31 de Mayo es imprescindible para el mundo de hoy de este Tercer Milenio. Pero sobre todo es importante su aplicación a la vida diaria.

La mejor manera de proclamar esta cruzada es por lo tanto viviéndola, encarnándola, haciéndola carne de nuestra carne y sangre de nuestra sangre. Es la mejor manera de entender y por lo tanto de transmitirla.

Schoenstatt no es simplemente un movimiento “piadoso” o “religioso” lo es, pero marcado por una religiosidad con una proyección clara para la transformación del mundo, nuestros ideales deben encarnarse en costumbres, en forma de vida concreta, con el ejemplo, con un estilo de vida en el que la sociedad se impregne de los valores del Evangelio, pues si queremos ser fieles a nuestra Alianza, a nuestra misión, debemos tomar conciencia de la importancia que tiene su concreción en un estilo de vida diferente al que nos impone la sociedad desmarcada de los valores del Evangelio.

Nuestro Padre Fundador lo que pretende es la renovación mariana del mundo en Cristo. La transformación básica es la del mundo interior de cada uno pero sin olvidarnos del resto. En este “Tercer Milenio” debemos acelerar nuestro esfuerzo para la autosantificación y paralelamente gestar, crear un nuevo estilo de vida orgánico en la sociedad española. Siempre nos estamos disculpando con nuestras limitaciones, ¿a qué tememos?, tenemos a María como Aliada.

Debemos acelerar nuestro esfuerzo por la santidad, nuestra vinculación al Santuario, nuestro capital de gracias. En la medida que recibamos las gracias del Santuario, en la medida que vivamos nuestra Alianza y nuestro capital de gracias y con la motivación de ser portadores de una gran misión, podemos realmente plasmarla en forma concreta.

Pensamiento del 30 de mayo

MARIA, DE PENTECOSTES

María, Virgen de Pentecostés,

El Espíritu te cubrió con su sombra

Y por eso tu Hijo es llamado también

El Hijo del Altísimo.

 

El Espíritu produjo en ti

Frutos de alegría y paz,

De fortaleza y fidelidad.

 

El Espíritu descendió sobre ti

Y sobre los apóstoles en oración,

Para darles fuerza en su testimonio

Y valor en su predicación.

 

Ruega a Dios por nosotros,

Para que el Espíritu nos transforme

Y nos una como Iglesia santa,

Signo de salvación entre los hombres. Amén

(Te alabarán todas las generaciones- oraciones a María de todos los tiempos)

 

  (“María Educadora”- P. Jose Kentenich)

Pensamiento del 29 de mayo

MARIA, EN EL CENÁCULO

Si estamos reunidos en el cenáculo en torno a María, entonces la situación del Cenáculo produce también frutos del Cenáculo: milagros de transformación

Hemos de usar, un gran medio: La Madre de Dios. Y si como nosotros mismos queremos ser formados y plasmados por Ella, queremos regalarle también a quienes nos han sido confiados. Si los entrego al cuidado de la Madre de Dios, entonces Ella se preocupará, pues es la gran misionera, Ella hará milagros, milagros de cobijamiento espiritual, de transformación y de fecundidad apostólica.  (“María Educadora”- P. Jose Kentenich)

 

La Fiesta de Pentecostés en el Santuario

Con motivo de la celebración dela Fiestade Pentecostés tuvimos la gran suerte de contar con la Coral Kantorei Desde este blog queremos agradecerles su generosidad y su ayuda para poder celebrar esta Eucaristía de la Venida del Espíritu Santo.

En la Eucaristía del domingo se dan cita toda la familia y cada uno lo celebra a su propio estilo…..

 

 

 

 

 

El modo de llegar al Santuario es muy variado…… 

 

 

Homilía del Domingo de Pentecostés

Pozuelo,  27 de mayo de 2012

  P. Fernando Baeza 

Queridos hermanos:

Hoy día celebramos una fiesta, muy solemne  “la Venidadel Espíritu Santo”. Podemos experimentarlo de muchas maneras y ahora especialmente con el estupendo Coro Cantorei  que nos acompaña en la  Eucaristía, al cual le damos las gracias por estar con nosotros.

El Padre Kentenich decía en una homilía, que no hay ninguna comunidad o familia  que pueda  alcanzar la santidad sino recibe de forma destacada la acción del Espíritu Santo.

El Ideal de este Santuario es ser “Cenáculo del Padre”, un pequeño Cenáculo donde María quiere transformar nuestros corazones débiles en corazones fuertes, amables, de carne, que estén anhelantes por recibir el Espíritu de Dios que nos hace conocer la verdad; el  Espíritu que nos regala también sus Dones: alegría, amor, verdad, amabilidad, dominio de uno mismo.  Es algo que tenemos que implorar una y otra vez. Todos deseamos ser buenos, queremos acabar con tanto orgullo para que el amor de Dios penetre en nuestros corazones. Nos cuesta rezar, ser amables con los demás, muchas  veces hay  gran amargura  y recelos en nuestras vidas.

El Señor desea enviar a nuestros corazones ese Espíritu que nos da fuerza, que es capaz de transformarnos y que hace posible que podamos vivir con más verdad y fuerza. Si queremos ser un signo de Dios para los demás, tenemos que conquistar el Espíritu de Dios en nuestras vidas y pedirle que ablande toda dureza  de nuestros corazones.

Nuestro Fundador decía: “cada vez que entramos con fe en nuestro Santuario, ocurre un nuevo Pentecostés”. Por eso quería pediros que  fueseis al Santuario con un corazón de niños para experimentar  en él, la alegría profunda de sentiros amados, la paz del corazón que tanto nos cuesta  y que podamos regalar servicialidad, bondad, amor, paz y alegría.

Os invito a peregrinar al finalizarla Eucaristíaal Santuario y pedir a María que convierta nuestras vidas en un regalo de Pentecostés, que nos transforme y nos haga apóstoles de un mundo nuevo y de un Reino nuevo.

Así sea.

Pensamiento del 28 de mayo

UN  SOLO CORAZÓN Y UNA SOLA ALMA

Oh Madre,

Madre de Dios,

Madre de la Iglesia,

En esta hora tan significativa para nosotros,

Somos un solo corazón y una sola alma:

Como Pedro, los Apóstoles, los hermanos

Unánimes en la oración,

Contigo en el Cenáculo.

Te consagramos nuestra vida,

a ti, que recibiste de tu Hijo

la misión de acoger y custodiar al discípulo a quien El amaba;

a ti te  repetimos

todos y cada uno:

“Todo tuyo soy”,

Para que aceptes nuestra consagración y la unas a la de Jesús y a la tuya,

Como ofrenda a Dios Padre,

Por la vida del mundo.

  (“Te alabarán todas las generaciones” – Juan Pablo II)

 

Vigilia de Pentecostés

Mañana día 26 es la Vigilia de Pentecostes a las 20:45h, justo después de la misa de 20:00h que todos los días del mes de mayo se celebra en el Santuario.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: